Matriz de un cuadrado, 2 esculturas. 10 de Junio de 2001 – 14 de Junio de 2017.

En los años 70, ya dentro de su escultura de investigación cúbica,  amador investiga y proyecta desde parámetros racionales y constructivos diferentes tratamientos del espacio y forma partiendo del cubo. En una investigación geómetra y matemática utiliza una sencilla fórmula sobre plano cuadrado, una matriz como punto de partida. Desarrolló incluso unas bellas serigrafías a modo de teorema poético incluyendo una grafía propia de color. Siempre sutil y no exento de elegancia y de belleza (Rotura de un cubo).
Escultura de Amador. Foto Enrique Ros WagenerCon motivo de la exposición antológica de su obra en el año 2000 se tuvieron que recuperar, restaurar y limpiar elementos de piezas con metacrilatos, soldaduras etc… de esculturas que había que exponer, fotografiar etc.. Labor admirable que aunque haya pasado el tiempo no puedo dejar de agradecer a Francisco Zapico comisario de la muestra. Sin el conocimiento de amador y a mayor gloria de mi atrevimiento, a modo de celebración o como premio a lo que estábamos haciendo, me decidí a dimensionar unas maquetas que con esos parámetros adquirían el polvo del tiempo en el desorden del estudio. Realizadas con esa matriz decidí que tomaran forma única y definitiva. Elegí una medida acorde a sus tamaños de trabajo 40cm de arista y materiales empleados por él, buscamos un taller con buen corte y soldadura y esperamos el resultado previsible.
Se las presentaron (las esculturas) en la sala de exposiciones de la Fundación Museo Evaristo Valle a mi madre y a él  por sorpresa y con cierto temor a su reacción. Yo no estaba presente y esperaba impaciente la llamada que me confirmara su enfado o aprobación. Me quedé tranquilo al saber que se habían emocionado y que hicieron buena celebración por ver unas esculturas del año 70 materializadas por fin 30 años después.
Nadie podía imaginar que serían las últimas esculturas que realizó en vida.
Este 10 de Junio de 2017 se han cumplido 16 años de la desaparición física del creador y coincide con la magnífica exposición que actualmente se muestra en la Sala de exposiciones Sabadell Herrero de Oviedo sobre la colección de la propia Fundación Museo Evaristo Valle. Se incluyen estas esculturas para sumarse con modestia y en silencio a esa colección.
Por ello el título de esta historia contada a modo de cuento.

Amador Rodríguez Calvo

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*
*